Pin It

Lima, 2/05/2017  Nuevas dirección en LO y Declaración Internacional aprobado en Congreso 2017..


Congreso de la Confederación Nacional de Trabajadores de Noruega elige nueva dirección y aprueba Declaración Internacional

 

 

LO es la organización sindical más importante y más influyente de Noruega, cuenta con un total de| 870,000 afiliados, alrededor del 50% son mujeres, organizados en 21 federaciones en el sector privado y en los públicos. En años recientes, varias federaciones han fusionado con el fin de ganar más influencia y ofrecer mejores servicios a sus miembros. La estructura orgánica de LO está en constante evolución.

Del 8 al 12 de mayo 2017 se realizó el congreso de la Confederación Nacional de Trabajadores de Noruega (LO) con la participacion de 315 delegados (44% mujeres) de los diferentes sectores organizados. El Congreso es la máxima autoridad de LO y se reúne cada cuatro años, para aprobar un nuevo plan de acción, elegir una nueva dirección y toma posición sobre importantes asuntos científicos y políticos, dentro de ello temas internacionales.

Este congreso eligió a sus 8 dirigentes (4 mujeres)  para conducir los destinos de LO  bajo el liderazgo de Hans-Christian Gabrielsen.

A continuación reproducimos la declaración internacional de LO aprobada en su reciente congreso

 

 

DECLARACIÓN INTERNACIONAL - LO

 

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU serán determinantes para desarrollar y fortalecer las sociedades incluyentes y sostenibles. El haber resaltado el trabajo decente como un objetivo en sí es un gran paso. El Acuerdo de Paris sobre el cambio climático responsabiliza a todos los países de poner fin a los cambios climáticos y Noruega debe ser una fuerza motriz para que se alcancen dichos objetivos. El trabajo remunerado es la ruta más segura para salir de la pobreza pero todavía es demasiado alto el número de personas en el mundo que carece de empleo. El desempleo golpea especialmente duro a los jóvenes de África al sur del Sáhara, Asia meridional y los países árabes. Todavía, las mujeres jóvenes tienen la tasa de empleo más baja del mundo. Es preciso dar eficaz seguimiento a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU para garantizar la paridad, el empleo y la igualdad de oportunidades para todos.

 

La calidad del empleo, de los regímenes de seguridad social y de los servicios de bienestar social están bajo presión en muchos países. Lo mismo aplica a la cantidad de trabajadores pobres. Hasta el 46 por cien de los trabajadores del mundo están en una relación de trabajo caracterizada por condiciones salariales y de trabajo indecentes. Al promover la creación de empleo, los derechos básicos de los trabajadores, la protección y el diálogo social entre los interlocutores sociales, la Agenda de Trabajo Decente de la OIT contribuye a desarrollar un buen mundo de trabajo y una sociedad que incluye a todos. El movimiento sindical ha centrado su atención en la creación de empleo, la lucha contra el desempleo y en demandar a los gobiernos que actúen con firmeza para alcanzar el crecimiento y la creación de empleos.

 

En muchos países, los sindicatos están bajo fuerte presión. Muchos gobiernos consideran que los derechos de los trabajadores son un obstáculo al desarrollo económico y socavan los derechos básicos de los trabajadores. En muchos países, los sindicalistas y sus representantes sufren acoso. A la vez, existe una tendencia hacia el desconocimiento de los derechos sindicales, incluyendo el derecho a la huelga. La Confederación Sindical Internacional (CSI) resalta en su informe anual la situación especialmente grave de Turquía, Qatar, Bielorrusia, Guatemala, Colombia, China, India e Irán. Las normas y convenios establecidos por la OIT son importantes pero muchos países los debilitan sistemáticamente. LO buscará reforzar las actividades de la ONU y demás organizaciones internacionales por desarrollar, controlar y ejecutar las normativas internacionales, con especial énfasis en la Organización de Trabajo de la ONU, (OIT). Presionaremos, asimismo, al Gobierno de Noruega para que potencie su trabajo en la OIT y promueva el rol de la Organización en el mundo.

 

La globalización y la integración económica han producido crecimiento económico y prosperidad para muchos. Hoy estamos más profundamente integrados a través de las fronteras que nunca, lo que exige que el comercio y la cooperación entre países se realicen sobre la base de acuerdos e instituciones que garanticen la equidad e igualdad de trato. El debilitamiento del sistema multilateral afectaría negativamente sobre todo a las economías pequeñas y abiertas como la noruega.

 

El crecimiento económico no ha beneficiado a todos y las redes de seguridad social se están desintegrando. Los más ricos se han enriquecido aún más y las desigualdades producen mayor pobreza. El derecho a la asociación, a las negociaciones colectivas y a la huelga son importantes elementos fundamentales para garantizar la redistribución en la sociedad y en el mundo del trabajo. LO exige al Gobierno noruego promover siempre los principios del trabajo decente en las políticas de ayuda al desarrollo, exterior, industrial y comercial. Las actividades para alcanzar una reorganización equitativa deben ser priorizadas con el fin de salvaguardar el empleo para todos y una sociedad más sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Es preciso reglamentar el comercio internacional por la vía de la Organización Mundial de Comercio (OMC) pero, en los casos en que Noruega opta por los acuerdos comerciales bilaterales, LO trabajará activamente porque se incluyan y se respeten los derechos de los trabajadores.

 

Las empresas noruegas deben asumir su responsabilidad social cuando inviertan y operen en otros países y velar por que se respete el trabajo decente en toda la cadena de proveedores. Es importante que más empresas celebren convenios marco internacionales y les den un seguimiento eficaz.

 

Los conflictos que perduran en el Medio Oriente y el norte de África han ocasionado una crisis de refugiados en los países vecinos y han puesto a prueba la solidaridad de una Europa incapaz de encontrar soluciones consensuadas. Mientras decenas de miles de personas huyen con peligro para su vida, Europa discute sobre la responsabilidad y a quién incumbe. La migración provocada por los cambios climáticos, el desempleo y la pobreza será un hecho destacado en Europa por muchos años y exigirá una solución más unitaria y solidaria. La guerra civil de Siria ha ocasionado terribles sufrimientos a la población. Noruega y la comunidad internacional deben contribuir con ayuda humanitaria y soluciones políticas al conflicto.

 

La falta de voluntad política de cara a la crisis de refugiados ha sido un factor en el auge de la xenofobia. Otro factor, igualmente importante, es el incremento de las desigualdades económicas y la inseguridad social provocados por la inexistente redistribución del crecimiento económico. Es una situación que la extrema derecha y los grupos populistas explotan cínicamente para nutrir sus filas. En muchos países, los partidos políticos que promueven la intolerancia e incitan al odio gozan de mayor aceptación. LO está muy preocupada por esta evolución y recuerda las consecuencias estas fuerzas políticas han comportado en el pasado.

 

La solidaridad y la cooperación internacionales son importantes para reforzar el movimiento sindical y promover los intereses de los trabajadores nacionales en los niveles nacional e internacional. LO seguirá trabajado internacionalmente por la defensa y mejora de los derechos sindicales, políticos y sociales de los trabajadores.

 

En muchos países, los trabajadores migrantes se encuentran en una situación especialmente vulnerable. Se les explota y abusa flagrantemente y pocas veces se les permite ejercer sus derechos sindicales, incluyendo el derecho a la asociación y a la negociación colectiva. En algunos países, los trabajadores migrantes están en condiciones que de hecho son de esclavitud. LO exige que el Gobierno de Noruega ejerza presión en sus relaciones internacionales y bilaterales para mejorar las condiciones de los trabajadores migrantes en los países que desconocen sus derechos fundamentales.

 

En los últimos años, se ha prestado más atención a los grandes eventos deportivos internacionales y la responsabilidad del deporte por las condiciones en que se organizan. La asignación de competencias internacionales a un país con frecuencia comporta grandes inversiones en infraestructura y en países como Qatar y Rusia, los trabajadores migrantes sufren condiciones de trabajo parecidas a la esclavitud. Organizaciones como la IOC y la FIFA deben asumir mayor responsabilidad por los derechos humanos y de los trabajadores. LO seguirá trabajando con el movimiento deportivo y presionará a las organizaciones internacionales de deporte para que aseguren el respeto a los convenios de la OIT en los grandes eventos deportivos.

 

El movimiento sindical del Medio Oriente y el norte de África enfrenta enormes desafíos. La lucha por construir sociedades justas, incluyentes y democráticas continúa. El movimiento sindical libre e independiente juega un rol importante en estos procesos. Un caso concreto es la confederación sindical tunecina que recibió el Premio Nobel de la Paz junto con los empleadores y otros representantes de la sociedad civil. Por medio de nuestras actividades internacionales, LO apoyará el papel clave del sindicalismo en la región.

Las mujeres juegan un papel importante en muchos de estos países pero ven amenazados sus derechos. La región destaca por su alto grado de discriminación sexual. LO exhorta al Gobierno de Noruega y a las empresas a integrar y promover la paridad de género en sus actividades en la región.

 

La evolución política de Turquía es sumamente preocupante. El Gobierno de Turquía buscar estrechar su control al atacar los derechos democráticos y la libertad de asociación y de expresión. Se valen de despidos y detenciones masivos y la encarcelación de todas las personas que a juicio del Gobierno realizan actividades políticas de oposición. Los sindicalistas y sus representantes están especialmente expuestos. LO apoyará al movimiento sindical turco y exige a Turquía el respeto a sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos.

 

Durante muchos años, Cuba ha estado aislada por el bloqueo de los Estados Unidos, si bien últimamente se registran desarrollos positivos que parecen llevar a una mayor integración en el comercio mundial. Esta evolución podría comportar mayor prosperidad pero, a la vez, mayores cambios en las actividades económicas e industriales y en el mundo cubano del trabajo. Cuba está ante un período en que la cooperación con el movimiento sindical de otros países será importante y LO seguirá cooperando con la Confederación de Trabajadores de Cuba (CTC). A pesar de esta evolución positiva, todavía no se sabe si los EEUU den continuación a política de la Administración anterior y levante el bloqueo por completo.

 

Marruecos continúa ocupando y saqueando los recursos del Sáhara Occidental. La exportación de sus recursos naturales contribuya a financias y, con ello, a reforzar, la ocupación. El pueblo saharaui sufre extensas violaciones a sus derechos humanos. LO llama al Gobierno de Noruega a trabajar activamente porque el pueblo saharaui pueda decidir su propio futuro en un plebiscito. Las empresas noruegas no deberán invertir ni participar en actividades que contribuyan a apuntalar la ocupación.

 

Se está desarrollando un proceso en el que la mayoría de los países del mundo negocian en las naciones Unidas un conjunto de normas para prohibir las armas atómicas. El Gobierno de Noruega ha optado por quedarse a la expectativa. LO exige al Gobierno una participación activa y su contribución a los esfuerzos por eliminar el arma de destrucción masiva más mortífera de todas. La relación entre Noruega a Rusia se caracteriza por pautas de desarrollo inconstantes, tanto nacionales como internacionales. Es importante que la política de vecindad de Noruega sea predecible y de largo plazo y a la vez exija respeto a los convenios internacionales en vigor. LO considera que la cooperación pueblo a pueblo es esencial para mantener y desarrollar aún más las relaciones entre nuestros dos países.

Back to top